El Cannabis y el Cerebro del Adulto Mayor

El cannabis retrasa el proceso de envejecimiento del cerebro, por lo menos en los ratones. Un grupo de investigadores espera que tenga el mismo efecto en personas con demencia senil.

El Cannabis y el Cerebro del Adulto Mayor

El cannabis, hasta hace poco vilipendiado como droga, está ganando poco a poco fama de medicamento multiuso.

Entretanto, es conocido su efecto analgésico. Se dice que alivia algunos padecimientos psíquicos y ahora también resulta que rejuvenece el cerebro.

Ese es al menos el resultado de un estudio con ratones realizado por investigadores del Instituto de Psiquiatría Molecular de la Universidad de Bonn.

Este reveló que con una pequeña dosis de tetrahidrocannabinol (THC), el componente psicoactivo del cannabis, mejora el rendimiento cerebral de roedores viejos, según se informa en la revista científica Nature Medicine.

Andreas Zimmer, director del Instituto de Psiquiatría Molecular, confía en que también se pueda obtener resultados similares en seres humanos. Para averiguarlo, pronto se llevará a cabo un estudio clínico con personas de edad avanzada. Los investigadores se proponen averiguar si el THC puede influir positivamente en las funciones cerebrales de pacientes con demencia o Alzheimer leve.

Terapia rejuvenecedora

Como parte del sistema nervioso, el llamado sistema endocannabinoide influye en el proceso de envejecimiento. La actividad de este sistema decae en los animales que envejecen, lo que coincide con los típicos síntomas de la vejez.

Las consecuencias son osteoporosis, arrugas en la piel y también un menor rendimiento en las funciones del aprendizaje y la memoria. Los investigadores tienen la esperanza de que el cannabis pueda dar nuevo impulso al sistema endocannabinoide.

Ratones y THC

En el estudio se suministró THC a ratones de edad avanzada. Y, estos ya no pudieron ser diferenciados de los jóvenes. Se hizo un experimento con ratones que antes de ingerir cannabis tenían dificultades para reconocer a congéneres que les era familiares, y reaccionaban ante ellos en forma agresiva o asustada.

Los ratones jóvenes, con mejor memoria, se mostraban en cambio relajados ante otros ratones conocidos. Tras haber recibido THC, los ratones viejos también se mostraron familiarizados con sus congéneres. Es decir, parecían reconocerlos, según explica Andras Bilkei-Gorzo, colega de Zimmer.

En Bonn, los científicos investigan desde hace 15 años, principalmente con ratones, los receptores sobre los que actúa el cannabis.

 «Los seres humanos tenemos un sistema endocannabinoide muy parecido al de los ratones”, explica Bilkei-Gorzo a DW, puntualizando que los receptores se encuentran en la misma zona del cerebro, motivo por el cual el cannabis actúa casi siempre de igual forma en las personas.

También en Israel hay indicios alentadores. En un hogar de ancianos se suministró cannabis a residentes que padecían de insomnio e inapetencia. Como consecuencia, muchos de ellos se mostraron después también más activos mentalmente. El Cannabis y el Cerebro del Adulto Mayor es un tema de investigación para mejorar la calidad de nuestros adultos mayores.

La Polémica está Servida

“En la ciudad de Nueva York, puedes ir a una tienda de café con leche y comprar un producto de CBD, pero si quiero hacer un ensayo clínico, tengo que conseguir una caja fuerte de 2,000 libras y pasar por seis meses de trámites y licencias. ”Dice Orrin Devinsky, director del Centro Integral de Epilepsia Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York para la revista Nature.

Numerosos estudios han demostrado que el CBD es una sustancia segura y que no crea hábito que no produce el ‘subidón’ asociado con el tetrahidrocannabinol (THC), el principal componente psicoactivo del cannabis

En 2018, la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA) determinó que Epidiolex, un producto de CBD purificado desarrollado por GW Pharmaceuticals en Histon, Reino Unido, reduce efectivamente la frecuencia de convulsiones en ciertas formas raras de epilepsia pediátrica. Esta aprobación ha animado a la comunidad de investigación de cannabinoides, que durante mucho tiempo ha reconocido el potencial medicinal del CBD, pero se ha enfrentado al escepticismo y las restricciones regulatorias en el camino a la clínica.

Los trastornos de ansiedad son otra condición de salud mental que se ha demostrado que el CBD ayuda a aliviar. Zuardi y sus colegas utilizaron una prueba que simula hablar en público para demostrar que el pretratamiento con una sola dosis de CBD puede reducir el malestar asociado en personas con trastorno de ansiedad social

Se ha observado un efecto similar en personas sanas en situaciones que inducen ansiedad, y varios investigadores están explorando el CBD como un medio para aliviar el estrés social en personas con trastorno del espectro autista. Devinsky señala que muchos de sus pacientes con epilepsia también han sido diagnosticados con un trastorno del espectro autista, y está involucrado en dos ensayos clínicos que tienen como objetivo probar si el CBD puede reducir significativamente la irritabilidad y la ansiedad de las personas con autismo. “Muchos padres querían que sus hijos siguieran tomando el tratamiento incluso si las convulsiones no mejoraban, porque están más tranquilos y durmiendo mejor”, dice.

Fuentes

DW News

https://doi.org/10.1038/d41586-019-02524-5

Deja un comentario